Prótesis sin metal

Entre sus ventajas destacan: mayor biocompatibilidad, mayor estética, no producen las decoloraciones o tonalidades oscuras de los metales, no existe la corrosión que sufren los metales en la boca, no transmiten la electricidad, ni temperatura, no producen el efecto antena de los metales con las radiaciones electromagnéticas y teléfonos móviles.